LogoLogo

Hospital Abel Santamaría en proceso de remozamiento

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Puntuación 0.50 (1 Voto)

Departamento de Neurofisiologìa equipado con lo más actual del mundoEl Hospital General Docente Abel Santamaría, además del mayor de Cuba, es la insignia de la Salud en Pinar del Río.

Aún recuerdo la frase del experimentado médico, que recientemente expresaba: “nuestro centro se deterioró por el tiempo y las carencias de recursos y finanzas, pero la ciencia y su conciencia se mantuvieron intactos”.

Haces apenas dos años comenzó un proceso de remozamiento para devolver su “lozanía” y lo primero fue devolver su fuente principal: el agua, que estaba ausente en gran parte de sus servicios. Con casi un millón de pesos y muchos esfuerzos, el Estado logró llevarle una conductora propia, que además benefició las otras instalaciones hospitalarias de la zona.

Con la medida su obtuvo una primera fase, pero faltaba la solución definitiva, porque aunque tiene el agua necesaria, ahora se reponen las maltrechas redes por los casi 30 años de explotación. A la par se procedió al remozamiento de salas y la atención de servicios perentorios.

En una plática con su director, el doctor Ariel Godoy del Llano, podemos ofrecer a los lectores la visión de lo que se anticipa.

La tarea es ardua, pero se observan resultados, los visitantes se admiran del cambio en la limpieza, aunque algunos escépticos aún no vean el avance; hay mayor ordenamiento y exigencia en cuanto a las visitas, pero falta mucho por hacer y, en parte, los pinareños pueden ayudar.

Hay cosas que entender

La población debe saber que un centro con más de 960 camas de hospitalización, más de 3 200 trabajadores y miles de personas con diaria afluencia es sometido a un rigor extraordinario, que se traduce en deterioro y más aún con el Cuerpo de Guardia, y tomemos por ejemplo a febrero, el menor mes del año que brindó atención a 13 002 pacientes.

La sobrecarga se produce porque una elevada población de la ciudad subestima el funcionamiento de los consultorios médicos, los servicios y cuerpos de guardias de los policlínicos, y por diferentes razones asisten al Abel Santamaría. No obstante, es una realidad que al parecer durará por mucho tiempo.

El pasado año el centro funcionó con un presupuesto estatal de 78 millones de pesos y para este es un poco más, que se desglosa en 67 544 000 para el propio hospital y 10 956 000 para el III Congreso, que es la unidad de atención al paciente oncológico.

Con ese monto se financia salario, alimentación servicios de transporte, su avituallamiento, pero también hay disponibles 1 231 000 pesos para inversiones y 1 600 000 para mantenimiento.

Lo hecho y lo por hacer

Las inversiones del 2018 fueron el Internado médico (para el personal que asegura los servicios de guardia) y en estos momentos en puesta en marcha, con los mejores recursos posibles. El incinerador un sistema con problemas y que en múltiples ocasiones había sido criticado y ahora empezará su servicio.

Pero este año la inversión es más voluminosa, porque incluye en el Bloque Materno Infantil el remozamiento de las salas MB, MF, Neonatología y salón de Ginecología.

Se suman el emisario principal de la deposición final de los residuos líquidos; la cerca perimetral; los Cuerpos de Guardia de Urgencia y del Bloque Materno; el local para la Cámara Gamma (para radiaciones) de pacientes del III Congreso y su construcción del edificio sociocultural de esa unidad.

Pero el mantenimiento no se detiene, ya lo visitantes constatan que se colocan los falsos techos metálicos de los pasillos y se trabaja en la cocina comedor, que se terminó en una primera fase, pero son cuatro y deben terminar este propio año.

En interés más directo de la población están los rejuvenecimientos de las salas J de Nefrología y Ñ de Cuidados Progresivos, H de Urología y la de Rehabilitación. Además, la sustitución de redes hidráulicas internas como mencionamos al principio.

Con lo expuesto, el Abel Santamaría atiende a toda la región occidental con 48 especialidades médicas en 38 servicios, porque las consultas en los municipios en gran medida dependen de sus médicos y otros especialistas.

Los caudales están ahí, son el esfuerzo de la economía cubana en la medida de sus posibilidades. La preocupación de las autoridades de Salud y las políticas y administrativas son permanentes, solo queda a sus fuerzas y recursos capacitados dar la atención que el pueblo espera y merece. Una masa joven y gente de experiencia a diario hace heroicidades.

Cuando el edificio reivindique su prestancia y las personas, a pesar de enfermas, sientan placidez, entonces se habrá cumplido con lo que hace tiempo les pidió Fidel.

Acondicionamiento del Internado médico para alrededor de 120 personas en cada turno para aseguramiento sistematico

 

Las mejores condiciones para quienes velan por los demás en largas jornadas

 

Comienza la colocacion de los falso techos metalicos para el sistema de pasillos del hospiotal

 

Los recursos en su mayoria estan asegurados

 

 

Pin It

Comentarios   

# Dariel 10-04-2019 10:30
Es bueno reparar el edificio que forma ese hospital, pero creo que tambièn hay que mejorar el trato y conocimiento de los mèdicos y enfermeras que trabajan en èl muy en especial de los profesionales de la sala Ñ o mal llamada cuidados progresivos.
Responder

Escribir un comentario

Cuando haga su comentario tenga en cuenta que:
- No debe usar palabras obscenas u ofensivas.
- Los comentarios deben estar relacionados con el tema.
- No se publicarán los comentarios que incumplan las políticas anteriores.


Copyright 2019 - Empresa de Aplicaciones Informáticas, DESOFT. V1.0