Con la convocatoria al reencuentro el próximo año, concluyó en Pinar del Río el II Festival Nacional Cámara Chica 2019.

Muestra del potencial de los jóvenes realizadores cubanos, la cita demostró la capacidad creativa de niños, niñas y adolescentes de todo el país.  

Once proyectos, provenientes de nueve provincias, asistieron al encuentro. Entre ellos destaca el trabajo de niños, niñas, adolescentes, madres padres, madres, mentores y decisores de las sedes Chapuserios (Pinar del Río), Muraleando(La Habana), Picacho(Granma), Voces del Audiovisual(Gibara), Rodando Fantasías (Villa Clara), Arenas(Matanzas) y Quiquirito(Artemisa).

Durante tres jornadas los participantes recibieron talleres, conferencias y efectuaron intercambios sobre el género documental, la musicalización, la animación y los derechos de autor.

De esta forma el proyecto contribuye a la instrucción y formación de valores en los más pequeños a la vez que se convierte en su pasatiempo favorito.

El espacio fue propicio para reconocer a Dainelys Hernández Torres, quien fuera finalista del Festival Internacional chileno Ojo de pescado 2018. De igual forma Minerva Rodríguez, directora del British Counsil en Cuba exhortó a jóvenes realizadores de la Isla, con edad comprendida entre los 16 y 30 años, a integrar el grupo cubano por la no violencia.