Materiales Construcción Mantua 2Los escépticos nunca pensaron que  despertaría la producción de materiales de la construcción en Mantua.  Pero hay un refrán que hace de la necesidad una industria de maravillas. A tono con realidades acuciantes del territorio, en el que aún permanecen 817  viviendas por construir, y una necesidad creciente de aumentar el fondo habitacional,  surgen los detonantes de esta historia.

María Elena Riveiro es la vicepresidenta del Consejo de la Administración en Mantua para impulsar los programas de la construcción. “Aspiramos a fabricar en el territorio más del 60 porciento de los componentes de una vivienda: techo, pisos, marcos y elementos de pared.”

El potencial y la capacidad para salir adelante siempre existieron.  Así lo demostró el primer intento a lo grande, en la primera versión de una fábrica de baldosas. En la actualidad, el proyecto crece y sus gestores se encaminan por derroteros mayores.

“Ya tenemos consolidada la producción de baldosas hidráulicas- explica Darién Baños, trabajador por cuenta propia- ahora estamos montando una línea de producción de losas de granito.

Materiales Construcción Mantua 4

El punto crítico en la construcción de viviendas lo constituyen los elementos de pared. Si en diciembre  del pasado año la producción de bloques no rebasó  las mil unidades mensuales,  en enero del presente la cifra ascendió a los 8 mil  bloques.

Entre las dificultades insuperadas para concretar esta actividad, figura la intermitencia del granito, que se produce en Minas de Matahambre. Pero la solución  está a la vuelta de la esquina. “Tenemos molinos trituradores de  gravilla  y otras materias resultantes del proceso- refiere Miguel Ozuna, director de la Unidad Empresarial de Base de Construcción Civil en la villa- con estos aparatos aprovecharemos hasta los residuos del proceso de fabricación.

Entre las estrategias que se afianzan está la recuperación de las fábricas tradicionales y el trabajo por cuenta propia. Yusniel Valdés es un ejemplo concreto de esta iniciativa que ha de triplicar la producción de materiales en los próximos 6 meses.

“Espero hacer entre 500 y 600 unidades al día en doble turno- refiere el joven- y como yo otros aportarán a este empeño.

Las cubiertas de los subsidios se fabricarán en Mantua. Para esta producción, existen los moldes  y la capacidad de fabricar un techo diario, si la disponibilidad de áridos y acero se mantienen estables.

Hay otras capacidades que esperan por ajustes para la puesta en marcha. Tal es el caso de la  fábrica de ladrillos instalada en Arroyos de Mantua, actualmente con problemas en la homogeneizadora.

De arrancar esta fábrica la producción de elementos de adobe podría alcanzar las 8 mil unidades mensuales.

Es una larga cuesta para  cumplir con un principio noble. El territorio tiene previsto construir en el presente año 227 viviendas y más de 100 subsidios entre otras facilidades habitacionales.  Y es que llegaron los tiempos en los que, el territorio tendrá que apelar a las iniciativas y potencialidades locales, principio básico  que ha de impulsar la construcción de viviendas dignas para sus ciudadanos.