Voluntarios a la Agricultura en Mantua 1Producir alimentos es un imperativo de la agricultura en Mantua.  Tal es el motivo por el que cada sábado los campos se llenan de voluntarios: el objetico es plantar lo que han de llevar a la mesa los habitantes del territorio

Desde temprano una brigada le da atenciones culturales al mango. Para todos está claro que, habrá cosecha solo si los campos quedan limpios de malezas. De ello se encargan trabajadores de la  Empresa Tabacalera, hoy voluntarios en esta actividad.

Voluntarios a la Agricultura en Mantua 2En la finca integral de la agricultura,  los obreros habituales reciben refuerzos.  Hombres y mujeres se incorporan al trabajo en los canteros  que albergarán una parte de las hortalizas a consumir en el verano.

El maíz está entre los granos principales para la alimentación de la población y la cría porcina. Cada sábado, los  voluntarios plantan un poco más que ha de aportar a las 1994 hectáreas comprometidas por el territorio.

Voluntarios a la Agricultura en Mantua 4Innumerables  motivaciones promueven la participación del pueblo en actividades agrícolas. Así lo confirma Yasmín Jordá, miembro del buró municipal del Partido. “Han venido de todos los sectores para apoyar la alimentación de sus familias, de los hospitales, los centros de educación. Se trata de lo nuestro y así lo ven los pobladores de Mantua”.

El seguimiento periodístico marca un punto en tierras de la Cooperativa Domingo Mons. La siembra de boniato realizada por los movilizados tres meses atrás, hoy exhibe los frutos.

Voluntarios a la Agricultura en Mantua 7El producto se comercializa en los mercados locales. Así lo constatamos en Arroyos de Mantua, donde el responsable del Agro se siente complacido con las entregas de las cooperativas colindantes.

Otro tanto ocurre en la CPA 26 de julio, donde la siembra de viandas con la colaboración de los pobladores,  ha experimentado un crecimiento rápido en los últimos meses.

Doctora Yésica Pintado“Estamos acá para aportar a nuestra alimentación”, afirma la doctora Yesica Pintado, y agrega: “Somos profesionales de varias ramas, pero hoy, por el pueblo y por nosotros, somos agricultores”.

Como en todos los territorios de la provincia y el país, la determinación pasa por el autoabastecimiento. Lograrlo es, sin lugar a dudas, una tarea que demanda movilizar el potencial conocido e inexplotado de un territorio otrora suficiente en alimentos del campo.